Éxito en los resultados de la evaluación final del Programa de Seguridad Humana

14-jun-2017

Mujer confeccionando camisetas. Foto: PNUD Ecuador

El Programa de Fortalecimiento de las Capacidades Locales para el Desarrollo y la Paz en la zona frontera norte de Ecuador con Enfoque de Seguridad Humana (PSH), es una iniciativa impulsada por el Gobierno del Ecuador, a través de la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo y seis agencias del Sistema de Naciones Unidas: ACNUR, PMA, UNICEF, UNESCO, UNFPA y PNUD, entre las cuales el PNUD ejerce el rol de agencia líder.

En el marco del cierre del PSH (31 de marzo de 2017), se realizó la Evaluación final y sistematización del trabajo conjunto del Programa de Seguridad Humana.

El énfasis de la evaluación externa se centró en el análisis de la sostenibilidad e impacto de la aplicación de las estrategias del PSH y del enfoque de seguridad humana, así como en la identificación de buenas prácticas y del trabajo conjunto e interagencial realizado en el programa.

La evaluación reflejó muy buenos resultados tanto a nivel de los criterios de impacto y sostenibilidad como en los diferentes componentes del Programa (seguridad personal, seguridad económica, seguridad educativa, seguridad comunitaria y seguridad en salud). Sobre un total de 5 puntos como máxima calificación, la ejecución del PSH recibió, en promedio, la calificación de 4.6.  

Además, se llevó a cabo una sistematización participativa de las iniciativas más importantes de trabajo conjunto interagencial e interinstitucional (en articulación con el estado y la sociedad civil) describiendo buenas prácticas, factores clave y lecciones aprendidas útiles para futuras intervenciones.

Como conclusión del proceso de evaluación, la evaluadora manifestó lo siguiente: “Es altamente notorio un mayor impacto en las estructuras de protección y empoderamiento asociados al PSH en Frontera Norte…, se han constituido o fortalecido espacios y mecanismos estables de coordinación interinstitucional, se ha contado con procesos fuertes de organización social y participación y finalmente, se han reforzado conocimientos, capacidades y dotado de herramientas concretas para el ejercicio de acciones… para trabajar en torno a las problemáticas de seguridad humana en la Frontera Norte.

A continuación, se destacan algunos resultados:

  • Formación y sensibilización de más de 8000 personas, especialmente adolescentes y jóvenes indígenas y afroecuatorianos/as, en derechos sexuales y reproductivos y prevención de la violencia basada en género.
  • Generación de dos normativas para el ejercicio de los derechos a la salud de las personas que ejercen el trabajo sexual, con alcance nacional: el Manual de Atención Integral y la Libreta de Salud Integral.
  • Promoción de espacios locales para la planificación y la prevención.
  • Capacitación a jóvenes vulnerables y en conflicto con la ley, en la resolución de conflictos, con la formación a formadores juveniles para la réplica del trabajo.
  • Desarrollo de herramientas para trabajar de forma lúdica la solución pacífica de conflictos con estudiantes de las unidades educativas de Esmeraldas y Sucumbíos e implementación de códigos de convivencia.
  • Consolidación de cinco redes CONE (cuidado obstétrico neonatal y esencial) en zonas excluidas y de difícil acceso, tanto en Sucumbíos como en Esmeraldas.
  • Inserción de Estrategia de inclusión educativa como política pública del Ministerio de Educación.
  • Inclusión de 2.100 niños y niñas y adolescentes en el sistema educativo.
  • Aplicación de Modelo participativo de convivencia pacífica en 20 Unidades Educativas de Frontera Norte.
  • Capacitación a 800 docentes y cerca de 500 profesionales de los Departamentos de Consejería Estudiantil, en 30 unidades educativas de la Frontera para construir participativamente un modelo de convivencia pacífica.