Gobierno de Ecuador y PNUD lanzan el Programa Integral Amazónico

07-sep-2017

El evento contó con la participación del presidente de la República. Foto: Presidencia

Este jueves 7 de septiembre, Lenín Moreno Garcés, presidente constitucional de la República del Ecuador, presentó oficialmente el ‘Programa Integral Amazónico, Conservación de Bosques y Desarrollo Productivo’, en Puerto Napo, localidad cercana a Tena.

Los Ministerios del Ambiente y de Agricultura y Ganadería lideran este programa que beneficiará a la Amazonía ecuatoriana y será implementado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Moreno destacó que este Programa cuenta con la confianza del Gobierno Nacional y es financiado por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF) y el Fondo Verde para el Clima (GCF), el cual invertirá en la Amazonía ecuatoriana 53 millones de dólares y beneficiará aproximadamente a 2 millones de personas. “El programa complementa las iniciativas de Socio Bosque y la Agenda de Transformación Productiva Amazónica”, acotó.

Además, resaltó que Ecuador tiene 54 áreas protegidas, y el programa Socio Bosque, resguarda a 1,5 millones de bosques nativos y páramos; “hemos logrado disminuir la deforestación, conservar la biodiversidad y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero”, dijo.

Asimismo, agradeció y destacó la activa participación de Naciones Unidas en el apoyo estas cuestiones.

Arnaud Peral, representante del PNUD en Ecuador recordó que el país ratificó de nuevo recientemente el Acuerdo de París, también en la Amazonía ecuatoriana, demostrando su compromiso en la lucha contra el cambio climático.

También reconoció la rapidez de la respuesta del Gobierno de Ecuador para hacer frente a las recientes inundaciones de la ciudad de Tena, “que nos recuerdan las amenazas derivadas de los efectos del cambio climático, que hacen más frecuentes estos fenómenos”. En ese sentido, el representante resaltó el liderazgo del presidente Moreno para que el Plan Nacional de Desarrollo se alinee y se apropie de la Agenda 2030, que incluye acciones en relación al cambio climático.

Peral subrayó la utilidad del conocimiento ancestral de los pueblos amazónicos, que nos enseñan “a vivir en armonía con la naturaleza”.

“Nada para la gente, sin la gente (lema del presidente Moreno), ilustra el espíritu de este Programa, el primero a nivel mundial que construye sobre el trabajo anterior del Ecuador en la Estrategia REDD+, sobre saberes, conocimientos y procesos participativos y consultivos con pueblos y nacionalidades, sector privado, academia y Gobierno de Ecuador”, añadió.

El representante del PNUD agradeció la confianza depositada por el Gobierno de Ecuador y los pueblos amazónicos para la implementación del Programa. Concluyendo que “reconciliar conservación y desarrollo humano es el enorme reto y enorme oportunidad que tenemos y necesitamos para que se desarrollen actividades productivas y sostenibles. Los ojos del mundo están sobre el Ecuador y el éxito está esperado”.

Tarsicio Granizo, Ministro del Ambiente, enfatizó que del territorio amazónico “han salido mucho de los recursos que han permitido las acciones públicas encaminadas al desarrollo”, y que este programa “plantea un reto: tomar las sabidurías ancestrales y los conocimientos adquiridos por los pueblos, para mejorar la vida de la gente, garantizando a la vez no dañar los bosques”.

Por su parte, la ministra de Agricultura, Vanessa Cordero, sostuvo que con este programa se impulsa la transición a sistemas productivos amigables con el ambiente

El evento contó con la presencia de autoridades nacionales y locales, así como de organismos de cooperación internacional, entre ellos María Fernanda Espinosa, canciller del Ecuador; Alex Hurtado, gobernador de Napo, varias autoridades de las diferentes carteras de Estado y representantes del Fondo Verde para el Clima, Fondo para el Medio Ambiente Mundial y Agencia de Cooperación Italiana, entre otros.

El Programa Integral Amazónico se enmarca en el Plan de Acción REDD+ del Ecuador, el mismo que abarca la Amazonía Ecuatoriana y los bosques secos del Sur, ubicados principalmente en la provincia de Loja. Su objetivo es reducir las emisiones por deforestación, el crecimiento de la frontera agrícola y ganadera. Esta iniciativa fortalecerá los esfuerzos de mitigación y adaptación, la protección de bosques y la promoción de los bioemprendimientos.