El evento paralelo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo sobre el papel del sector privado en la innovación de las tecnologías de refrigeración amigables con el ozono y el clima se llevó a cabo el lunes 5 de noviembre durante la 30ª Reunión de las Partes del Protocolo de Montreal celebrada en Quito (Ecuador).

En esta actividad, que reunió a funcionarios públicos y de Unidades de Ozono, así como al sector privado, se presentó un vídeo producido por el PNUD sobre tres proyectos ganadores del Premio al Ozono 2017: Chile, China y el Reino de Esuatini.

Kasper Koefoed-Hansen, coordinador regional para América Latina y el Caribe de la Unidad de Productos Químicos y Protocolo de Montreal del PNUD, moderador del evento, destacó el mensaje central del video: “los enfoques de los tres proyectos son exitosos en la promoción de sistemas de refrigeración y refrigeración sostenibles al tiempo que son relevantes a la promoción de la salud humana y planetaria y al desarrollo cosioeconómico”.

Xiofang Zhou, directora de la Unidad de Protocolo y Productos Químicos de Montreal del PNUD, se dirigió a la audiencia para ofrecerle una cálida bienvenida y reafirmar el compromiso de esta agencia de Naciones Unidas en apoyar a los países en desarrollo en la planificación y ampliación de soluciones de refrigeración sostenible.

Zhou subrayó que los tres proyectos representan soluciones técnicas sostenibles en diversas aplicaciones en la cadena de frío, desde la industria de procesamiento y almacenamiento de alimentos hasta los supermercados y los refrigeradores domésticos.

Claudia Paratori, oficial nacional del Ozono de Chile y Tile Dlamini, oficial nacional del Ozono del Reino de Esuatini, hablaron sobre los desafíos, las oportunidades, la aceptación del mercado, la sostenibilidad y el impacto socioeconómico de los proyectos premiados.

Siguiendo con la agenda, Pablo Moreno, director de Asuntos Corporativos de MABE, una conocida marca de electrodomésticos en Latinoamérica, destacó el compromiso del Gobierno de Ecuador de prohibir Sustancias degradantes del ozono, reducir el consumo de los hidroclorofluorocarburos (refrigerantes destructores de la capa de ozono) y promover el uso de refrigerantes naturales.

Leydy Suárez, oficial nacional del Ozono de Colombia, Juan Sebastián Salcedo, subsecretario de Industrias Intermedias y Finales de Ecuador y Agustín Sánchez, coordinador de México de la Unidad del Ozono compartieron experiencias exitosas de alianzas entre gobiernos y el sector privado.

El Protocolo de Montreal y la Unidad de Productos Químicos de Montreal del PNUD han apoyado proyectos que ayudan a 84 países a administrar los productos químicos enumerados en el Convenio de Estocolmo sobre contaminantes orgánicos persistentes.

42 países evalúan sus necesidades y emprenden actividades iniciales en virtud del Convenio de Minamata sobre el Mercurio, y 120 países cumplen con sus obligaciones del Protocolo de Montreal sobre sustancias que agotan la capa de ozono.

En el marco de estos proyectos, se evitó que 220.000 personas fueran expuestas a contaminantes orgánicos persistentes de alto riesgo, se adoptaron 65 políticas y regulaciones de contaminantes orgánicos persistentes y se gestionaron 335,000 toneladas de desechos contaminados.

Los proyectos bajo el Protocolo de Montreal están ayudando a eliminar 67,870 toneladas de sustancias degradantes del ozono, a la vez que reducen 5.08 mil millones de toneladas de emisiones de gases de efecto invernadero equivalentes a CO2.

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Ecuador 
Ir a PNUD Global