Thinkia – lab de innovación nace a partir de un encuentro entre diversos actores con intereses comunes en fomentar y promocionar procesos de innovación a nivel nacional, como una herramienta clave para afrontar problemas de desarrollo complejos. La inteligencia colectiva en acciones conjuntas logra soluciones sostenibles, creativas e inclusivas. Lo maravilloso de este espacio creativo de co-creación es que se ha constituido por pasos y ha sido el resultado de un verdadero proceso colaborativo.

  Paso 1: Aprendiendo de otros

Desde el Laboratorio de Aceleración del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), se buscó mapear el ecosistema de innovación de la ciudad de Quito, como punto de partida, para conocer quiénes son los agentes innovadores. Para esto, se establecieron reuniones con algunas organizaciones que a su vez hicieron ejercicios similares de mapeo. Queríamos conocer: ¿cómo se hizo este mapeo?, ¿cuáles fueron sus resultados? y ¿cuáles fueron las lecciones aprendidas? Con base a estos primeros intercambios aprendimos algunas cosas:

 

+ El mapeo del ecosistema de innovación a nivel nacional está incompleto y no actualizado. 

+ La auto- percepción de los actores y sus relaciones son más como una nube de puntos y no como un ecosistema bien articulado.

+ Los actores se conocen entre sí y tienen interés en poder conectarse, articularse e intercambiar experiencias y lecciones sobre innovación con facilidad.

Estas conversaciones iniciales nos llevaron a tomar la decisión de querer contribuir a la articulación del ecosistema de innovación y generar un mapeo de actores que se mantenga vigente.

 

 Paso 2: Co-creando desde necesidades reales

Para este propósito de articular y mapear el ecosistema, generamos talleres en Quito y Guayaquil en los que identificamos junto a otros agentes innovadores cómo articular el ecosistema y qué información se debería desplegar.

Descubrimos que sería útil desarrollar una plataforma digital como herramienta para articular el ecosistema y que esta contenga los siguientes elementos:

1.       Primero, el mapeo de actores debe ser nacional y tener información sobre la iniciativa y el implementador. Además, para que estos datos tengan un fin informativo e investigativo se debe garantizar que los datos sean abiertos – es decir que sean accesibles y disponibles para utilizar y distribuir libremente – y facilitar lectura de estos a través de la generación de analíticas desde la plataforma.

2.       Segundo, para incentivar a los agentes innovadores a utilizar la plataforma y conectarse con otros se necesita que exista otra información de interés como un repositorio de eventos, de publicaciones y de oportunidades de financiamiento en temas de innovación.

A partir de esto talleres, las funcionalidades de la plataforma se diseñaron con un enfoque desde el usuario (ie. user – led design) para asegurar que la misma tenga acogida por el ecosistema.

 

 Paso 3. Hilando iniciativas en una sola

A través de algunos espacios de intercambio, con el deseo de articular el ecosistema, supimos que la agenda de Gobierno Abierto, enmarcada como parte de una iniciativa global llamada “Open Government Partnership”, buscaba promover una línea de acción entorno a la innovación pública y social denominada “Primer laboratorio de innovación ciudadana de Ecuador”. El fin de este laboratorio es facilitar la co-creación de soluciones entre diversos actores – público, privado, academia y sociedad civil – para mejorar el quehacer público y modernizar la relación entre actores gubernamentales y no gubernamentales y su implementación está a cargo de la Fundación San Francisco Global.

 

A partir de esto, se planteó vincular a estas dos iniciativas para lograr una misma articulación de agentes innovadores que además de conectarse, puedan trabajar en temáticas de innovación y desarrollo de manera conjunta y colaborativa y conectada a los sectores público y privado a la sociedad civil organizada. Así fue como junto a la Fundación se decidió generar una plataforma que no solo mapee el ecosistema, sino que también promueva una cultura de innovación desarrollando una estrategia de gestión en diversos retos y desafíos sociales y económicos.

 

 Paso 4. Recogiendo los frutos de un trabajo en conjunto

Así es como nace Thinkia – lab de innovación a partir de una reflexión grupal sobre las necesidades del ecosistema y buscando agrupar iniciativas en innovación para potencializarlas bajo un solo esfuerzo. Como resultado de este trabajo, Thinkia es un espacio de innovación en donde actores de diversos sectores – público, privado, academia, y sociedad civil – se encuentran con el ánimo de trabajar de manera colaborativa compartiendo los retos que afrontan y buscando soluciones basadas en innovación abierta, pública y social.

Innovación pública se refiere a la mejora del quehacer público pensando en lo público, no solo como la gestión administrativa del gobierno, sino también como los asuntos de interés común.  Innovación social se enfoca en que cada reto resuelto aporte al bienestar social poniendo énfasis sobre todo en grupos vulnerables y buscando soluciones inclusivas y sostenibles. Finalmente, apostamos a la innovación abierta que incita a las organizaciones a abrirse a recibir aportes de actores externos que no pertenecen a la organización, reconociendo el potencial de la inteligencia colectiva desde varias miradas.

Imagen del logo de Thinkia

¡Síguenos que muy pronto haremos el lanzamiento de este espacio! Te contaremos más sobre el grupo de aliados involucrados y nuestra agenda de trabajo. Estamos convencidos de que articular a los agentes innovadores para establecer las bases del ecosistema, buscando juntos soluciones creativas y efectivas, es una acción colectiva determinante para aportar al desarrollo. Si deseas conocer más sobre este trabajo o quieres sumarte, contáctanos: ana.grijalva@undp.org

 

Escrito por: Ana María Grijalva

Responsable de Exploración

 

Icon of SDG 09 Icon of SDG 17

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Ecuador 
Ir a PNUD Global