COVID-19: la pandemia

La humanidad necesita liderazgo y
solidaridad para vencer a COVID-19

 

La pandemia de coronavirus COVID-19 es la crisis de salud global que define nuestro tiempo y el mayor desafío que hemos enfrentado desde la Segunda Guerra Mundial. Desde que su aparición en Asia a finales del año pasado, el virus ha llegado a cada continente, excepto a la Antártida. Los casos aumentan a diario en África, las Américas, y Europa.

Los países se encuentran en una carrera contra la propagación de la enfermedad, haciendo pruebas y dando tratamiento a los pacientes, rastreando los que tuvieron contacto, limitando los viajes, poniendo en cuarentena a los ciudadanos y cancelando grandes reuniones como los eventos deportivos, los conciertos y las escuelas.

La pandemia se está moviendo como una ola, una que aún puede romper sobre los sistemas y las personas menos capaces de hacerle frente.

Pero COVID-19 es mucho más que una crisis de salud. Al poner a prueba a cada uno de los países que toca, la enfermedad por COVID-19 tiene el potencial de crear crisis sociales, económicas y políticas devastadoras que dejarán profundas cicatrices.

Estamos en territorio desconocido. Muchas de nuestras comunidades están irreconocibles, desde hace incluso una semana. Decenas de las ciudades más grandes del mundo se encuentran desiertas porque las personas se quedan adentro, ya sea por elección o por orden del gobierno. En todo el mundo, las tiendas, teatros, restaurantes y bares están cerrando.

Cada día, las personas pierden sus trabajos e ingresos, sin forma de saber cuándo volverá a la normalidad. Las pequeñas naciones insulares, que dependen del turismo, tienen hoteles vacíos y playas desiertas.

La Organización Internacional del Trabajo estima que se podrían perder 25 millones de empleos.

 

Respuesta del PNUD

Cada país necesita actuar de inmediato para prepararse, responder y recuperarse. El sistema de la ONU apoyará a los países en cada etapa, con un enfoque en los más vulnerables.

Basándonos en nuestra experiencia con otros brotes como los de Ébola, VIH, SARS, tuberculosis y malaria, así como en nuestra larga historia de trabajo con el sector público y privado, el PNUD ayudará a los países a responder con urgencia y eficacia a COVID-19 como parte de su misión de erradicar la pobreza, reducir las desigualdades y crear resiliencia ante la crisis.

“Ya estamos trabajando arduamente, junto a nuestra familia de la ONU y otros socios, en tres prioridades inmediatas: apoyar la respuesta de salud, incluida la adquisición y el suministro de productos de salud esenciales, bajo el liderazgo de la OMS, fortalecer el manejo y la respuesta a la crisis y abordar los impactos sociales y económicos críticos". Administrador del PNUD, Achim Steiner

 

PNUD Ecuador responde a la crisis humanitaria, sanitaria y de desarrollo por COVID-19


Como actor fundamental del Sistema de las Naciones Unidas y trabajando en estrecha coordinación con la Organización Panamericana de la Salud / Organización Mundial de la Salud (OPS-OMS), y la Oficina del Alto Comisionado para Asuntos Humanitarios (OCHA), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) está apoyando al Ecuador en la preparación y protección a las personas de los efectos de la Covid-19; en la respuesta para organizarse ante los brotes; y en la recuperación, evaluando y tomando en cuenta los efectos económicos y sociales de la crisis en los meses venideros.

En este contexto, el PNUD participa activamente en las actividades del Equipo Humanitario del País (EHP), que apoyan al Comité Operativo de Emergencia (COE) y en las mesas técnicas convocadas por el Gobierno del Ecuador, especialmente, liderando el sector de Recuperación Temprana y Medios de Vida del EHP.

Como parte de su respuesta inmediata, el PNUD suscribió un acuerdo con el Municipio de Guayaquil para la adquisición de kits de alimentos básicos, lo que tendrá que atender las necesidades alimentarias de población vulnerable y facilitar así que puedan acogerse a la cuarentena. Esto será realizado a través del Banco de Alimentos de Guayaquil.

Asimismo, el PNUD ha destinado recursos para la provisión de elementos de protección personal a comunidades indígenas de la Amazonía (cofán, siona, quichua, shuar y achuar) y la compra de cloro para tratamiento de agua y desinfección de instalaciones de salud, en coordinación con el Ministerio del Ambiente y Agua.

También se han entregado elementos de protección personal al Hospital de Chillanes, en la provincia de Bolívar, gracias al financiamiento de la Unión Europea.

En cuanto a la respuesta temprana para la recuperación económica, en el marco de un estudio regional, el PNUD está realizando un análisis del impacto macroeconómico de la crisis y opciones de políticas. Por otro lado, apoya al Estado en la evaluación de pérdidas y efectos en los sectores productivos como el comercio, el turismo y los desafíos vinculados de empleo, medios de vida, protección social y gobernanza, incluye los efectos negativos debidos a la discriminación de género .

A través de la iniciativa #EnMarchaDigital, el PNUD ha diseñado y está implementando un paquete de asistencia remota, escalable para pequeñas empresas. El objetivo es ayudar a pequeños negocios, empresas y mercados locales para acelerar la transición digital, potenciando las redes sociales y la puesta en marcha de estrategias comerciales digitales. Esto en colaboración con el Ministerio de Producción, Comercio Exterior, Inversiones, Pesca y Turismo, la Agencia de Promoción Económica del Municipio de Quito (Conquito) y el sector privado.

A través del Laboratorio de Aceleración de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de PNUD Ecuador, junto a la Fundación San Francisco Global ha puesto en marcha la plataforma en línea 'Colaboratorio Ciudadano'. Este espacio virtual permite conectar de manera georreferenciada a nivel nacional, las necesidades de la población con conectores y aportes solidarios. En estas dinámicas colaborativas se entregan donaciones en especie como alimentos, conjuntos, o incluso recursos económicos.

Por último, el PNUD ha apoyado la implementación de la Estrategia de Comunicación del Ministerio de Salud Pública (MSP) y la Secretaría de Comunicación (SECOM) para la producción de guías y materiales comunicacionales sobre salud mental y física y recomendaciones sanitarias frente a COVID19.

El apoyo del PNUD a nivel global

 

 

Las repercusiones sociales y económicas a largo plazo de esta crisis serán profundas. El Fondo Monetario Internacional que experimentará el mundo experimentará una recesión más grave que la crisis financiera mundial de 2008, y que no será la pandemia, sino la pérdida de oportunidades de negocios, la reducción en la confianza de los consumidores y la rigidez de los mercados financieros lo que productores la mayor parte del impacto económico. Sin embargo, si se aplica el principio de reconstrucción mejor, esta crisis también ofrece la oportunidad de modificar la trayectoria de nuestro planeta y avanzar hacia la consecución de la Agenda 2030 y un futuro resiliente al clima.

La solidaridad que se reunió con la comunidad mundial en la creación de los ODS es más necesario que nunca. Ya sea para establecer instituciones sólidas, crear empleos o identificar la educación y la atención de salud para todas las personas, los ODS y el compromiso de no dejar a nadie atrás deben guiar la respuesta a la Covid-19.

El PNUD lleva adelante su gama de operaciones en 170 países y territorios, movilizando recursos y trasladando sus operaciones a plataformas digitales y virtuales para cumplir con las restricciones sobre el movimiento y las interacciones personales. Del mismo modo, se están agilizando los procedimientos para recibir financiación internacional, del sector privado y de otras fuentes, para apoyar las múltiples necesidades que se presentan por parte de los países.

 

Ceremonia de entrega en el recinto de la ONU en Beijing para la donación de suministros médicos al Gobierno de China. Foto: PNUD China

En China, lanzamos una campaña en las redes sociales para difundir información sobre COVID-19 entre las comunidades vulnerables, como las personas mayores y otras personas desfavorecidas, en 40 idiomas hablados por minorías.

En Líbano, estamos apoyando al gobierno mientras desarrollamos un Plan de Gestión de Riesgo de Desastres. Y en Vietnam estamos trabajando con el gobierno para comunicarnos con las minorías étnicas y las personas con discapacidad, con un enfoque en las áreas rurales en la frontera de China.

En conjunto con WhatsApp , la OMS y UNICEF, hemos creado un centro de información que brindará atención médica en tiempo real a miles de millones en todo el mundo.

Photo: Basak Kabadayi/Shutterstock.com

 

Nos hemos asociado con AMV, una de las agencias de publicidad más grandes del mundo, y el actor, escritor y comediante Stephen Fry para la campaña Tweet Zero, que destaca las acciones simples que pueden mantenerte a salvo, como lavarse las manos con frecuencia, quedarse en casa cuando se está enfermo y no tocarse la cara.

Requerirá que toda la sociedad limite la propagación de la enfermedad de COVID-19 y amortigüe el impacto potencialmente devastador que puede tener en las personas y las economías vulnerables.

Debemos reconstruir la confianza y la cooperación, dentro y entre las naciones, y entre las personas y sus gobiernos.

El apoyo del PNUD también ayudará a garantizar que las respuestas de los países individuales sean integrales, equitativas e inclusivas, de modo que nadie quede excluido y los países puedan continuar progresando en el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Mientras hacemos esto, también debemos considerar formas de prevenir una que una pandemia similar vuelva a ocurrir. A largo plazo, el PNUD buscará formas de ayudar a los países a prevenir y gestionar mejor tales crisis y garantizar que el mundo haga pleno uso de lo que aprenderemos de esta.

Una respuesta global en este momento es una inversión en nuestro futuro.

 

 

Explorar más

Cargando…
Icon of SDG 03

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Ecuador 
Ir a PNUD Global