Programa En Marcha promueve la recuperación de medios de vida en Manabí

.
Foto PNUD Ecuador

“Estaba en casa de mi mamá cuando dos olas del terremoto me tiraron para atrás. Cuando me despertaron estaba aún en el terremoto, me levanté y seguía moviéndose todo.  En ese momento nadie sabía la magnitud el terremoto, colapsó todo”, comenta Exon Javier Mieles, comerciante de la ciudad de Portoviejo, provincia de Manabí, recordando el terremoto que azotó la costa del Ecuador el pasado 16 de abril.

“Durante el terremoto se escuchaba un tremor que fue horroroso. Cuando me enteré de lo que sucedió en el centro [de Portoviejo] fue a las 11 de la noche. Un amigo me contó que mi local se había enterrado.  Yo entré llorando al centro”, agrega Exon. 

Aspectos destacados:

  • Un terremoto de 7.8 grados en la escala de Richter sacudió la costa de Ecuador el pasado 16 de abril dejando grandes pérdidas humanas y materiales.
  • Para dar respuesta a la emergencia respecto a asegurar los medios de vida, se confirmó la existencia de necesidades en el sector comercial de las zonas urbanas, y en el sector de productivo de las zonas rurales. En las zonas urbanas se emplea la metodología En Marcha.
  • El PNUD capacitó a 15 consultores en la metodología del Programa En Marcha.
  • El IDV unió esfuerzos para ayudar con la donación de lo recaudado en los partidos octavos, cuartos de final, semifinales y finales de la Copa Libertadores.
  • El monto recibido por el IDV fue de 807.874,37

“Yo antes instalaba teléfonos en zonas rurales y cuando no había luz conectaba al carro 12 V y convertía a 10 V. Esa noche tomé la batería del carro de un primo y conecté cinco regletas. Todo el mundo venía y conectaba teléfonos. Esa noche con el convertidor fue como un regalo, todo el mundo venía”, explica Exon, en referencia a la ayuda que prestó esa noche a cientos de personas afectadas, y agrega: “mi negocio es específicamente electrónico, yo arreglo cámaras, filmadoras, proyectores, y me especializo en gama baja [de telefonía celular].

Actualmente, Exon participa del Programa En Marcha, una metodología del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo que busca asegurar los medios de vida de la población afectada en respuesta a la emergencia por los sucesos del pasado terremoto. Él hace parte de un grupo de 249 emprendedores que se benefician del programa en Manta y Portoviejo, de la provincia costera de Manabí. 

El Programa En Marcha brinda asistencia técnica integral a micro y pequeñas empresas, para impulsar el emprendimiento a través de la innovación del modelo de negocio; la renovación de la imagen, equipamiento (y/o inventario); y el fortalecimiento de las prácticas de negocio y relaciones comerciales.

Se realiza en tres fases, la primera fase cuenta con un censo que diagnostica el territorio y analiza el tipo de empresa localizada en un sector determinado.  La segunda fase, de asistencia técnica especializada a través de capacitaciones grupales y asistencia técnica in situ, invita a las empresas diagnosticadas a ser parte del proceso para la ejecución del programa. La tercera, y última fase, da seguimiento y control a los 3, 6 meses y al año.

“Actualmente estamos en la segunda fase, la de implementación, que consta de seis componentes, un primer componente de diagnóstico, luego del cual se delinean las actividades de capacitación y asistencia técnica; para los temas de gestión de calidad a través de la metodología 5s [una técnica de gestión para el mejoramiento de los establecimientos], luego tenemos costos y finanzas; ventas; servicios, para la mejora de atención al público; y finalizamos con administración básica”, explica Darío Calahorrano, coordinador de consultores del Programa En Marcha.

“En cada uno de esos componentes se van desarrollando las competencias técnicas del empresario y se van implementando cambios y mejoras en cada uno de los negocios.  Al final de los 3 meses, se mide el impacto de la intervención en incremento de las ventas, mejora de ingresos de las familias, y la innovación de productos. Hasta el momento se tienen datos de percepción de los usuarios que van principalmente al aumento de clientes, incrementos de ventas y en algunos casos tenemos aumento del margen de utilidad de las empresas”, señala Calahorrano.

El emprendimiento de Exon se gestiona con apoyo del GAD Municipal Portoviejo, mientras recibe la asesoría técnica del Programa En Marcha: “Ahora el GAD coordinó con la curia para permitirnos instalar nuevamente los comercios y nosotros hemos aportado para colocar nuestros negocios. Del Programa En Marcha me enteré un día porque me preguntaron si quería estar en un programa que me iba a dar información y apoyo a través de talleres. Yo he estado en cursos de comercio y mercadotecnia y estoy reviviendo de nuevo lo que aprendí en este entonces. Yo sé que todo esto me va servir para atender a la clientela, para crecer”, comenta Exon.

El desarrollo del Programa En Marcha se hace realidad gracias al aporte de miles de ciudadanos a través del Club Independiente del Valle (IDV), quien recaudó y donó los ingresos en taquilla de los partidos de fútbol. 

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Ecuador 
Ir a PNUD Global