Parte de las y los participantes en el evento.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y Pacto Global en Ecuador organizaron el Webinar ‘El rol del sector privado ante un futuro incierto – Informe sobre Desarrollo Humano 2020’, con el objetivo de presentar los principales mensajes y recomendaciones de este documento vinculados a la acción del sector privado, así como las oportunidades de negocio para promover un desarrollo sostenible y una salida inclusiva y verde a crisis por la pandemia COVID-19.

Julio Moreno, presidente del Directorio de Pacto Global destacó que esta actividad se enmarca en las acciones que Pacto Global y PNUD realizan conjuntamente en el país para promover un desarrollo sostenible. Asimismo, indicó que el IDH 2020 ofrece información técnica sobre desafíos de desarrollo y alternativas de solución, las cuales son de interés para navegar en el futuro.

Julio Moreno, presidente de Pacto Global Ecuador

Matilde Mordt, representante del PNUD, reiteró que el IDH hace un llamado de alarma ante la situación de colapso ambiental, del cual deriva el surgimiento de la pandemia. Por otro lado afirmó que el COVID-19 deja un panorama desolador en Ecuador y que “debemos trabajar con y no contra la naturaleza, con soluciones basadas en la naturaleza”.

Según Mordt, el nuevo índice introducido por el PNUD para medir el desarrollo humano incluye las presiones en el planeta, de modo que se recalibra también el desarrollo de los países, pues toma en cuenta también los efectos negativos de los modelos económicos actuales.

Para finalizar su intervención, la representante del PNUD indicó que el IDH es parte de la hoja de ruta de la Agenda 2030 y los 17 ODS, ámbito en el cual el rol del sector privado es indispensable, con inversiones, tecnología, innovación, y alianzas con el sector público. “Hay cambio de actitud en sector privado y financiero y hay mucha financiación disponible a escala internacional para inversiones en desarrollo sostenible”, aseveró.

Matilde Mordt, representante del PNUD en Ecuador.

Por su parte Mónica Andrade, responsable del Área de Ambiente y Energía del PNUD, quien tuvo a su cargo la presentación central en este evento, advirtió que los desequilibrios planetarios y sociales se refuerzan entre sí y que las desigualdades siguen aumentando con los efectos del cambio climático, entre otros, contribuyendo a ello.

También señaló que oportunidades se deben explorar para promover los cambios transformacionales:

• en finanzas, para que los recursos se dirijan hacia inversiones que reduzcan las presiones sobre el ambiente;

• en precios, para que capten mejor los costos sociales y ambientales;

•y en la acción colectiva, especialmente a escala internacional.

En este sentido agregó que organismos internacionales y comunidad de expertos apuntan a que la recuperación socioeconómica para la región y el Ecuador por la pandemia COVID-19 debe ser verde e inclusiva, no solo porque va a promover un desarrollo más sostenible, una prosperidad compartida, con mayores oportunidades de negocio y una mejor calidad de vida para todas las personas, sino también porque eso va a fortalecer la resiliencia de la economía y sociedad.

Mónica Andrade, responsable del Área de Ambiente y Energía del PNUD durante su presentación.

Ante la falta de financiamiento en Ecuador y la región,  Andrade citó el ejemplo de México, que se ha convertido en el primer país del mundo en emitir un Bono Soberano de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), un paso importante en el compromiso del país con el logro de los ODS, y muestra que comienza a haber importantes avances para la financiación del desarrollo.

México emitió en septiembre de 2020 el innovador Bono ODS de siete años, por un valor total de 890 millones de dólares americanos, recursos que se transferirán de fondos privados para financiar programas orientados a los ODS. Este bono innovador fue emitido bajo su nuevo “Marco de Bonos Soberanos SDG” desarrollado con el banco de inversión Natixis, y lanzado en febrero. La operación alcanzó una demanda de 5.696 millones de dólares, equivalente a 6,4 veces el importe asignado. 267 firmas de inversión globales participaron en la operación.

El cambio de mentalidad en las nuevas generaciones de consumidores y reformas estructurales como  el incremento en el precio del dióxido de carbono y la reducción de los subsidios al carbono, tomando en cuenta la realidad de los países y posibles acciones focalizadas; la eliminación de los obstáculos reglamentarios a las inversiones ecológicas e introducir tales requisitos reglamentarios como una cuota mínima para los automóviles eléctricos; y hacer que el sistema financiero sea sostenible al fijar el precio de los riesgos ambientales en inversiones y préstamos, entre otras propuestas, podrían acelerar un desarrollo más sostenible.

Sectores destacados como oportunidades para la región.

Andrade añadió que debe tomarse en cuenta que Ecuador, siendo una superpotencia en biodiversidad, podría aprovechar estos recursos para posicionarse como uno de los países líderes a escala mundial, en el ofrecimiento de servicios generados por sus ecosistemas y su biodiversidad, recibiendo a cambio beneficios derivados de la conservación y el manejo sostenible.

Poniendo en contexto las premisas del IDH 2020 en América Latina y Caribe, Mónica Andrade citó los sectores de oportunidad para los negocios, señalados en el reporte Better Business, Better World 2017: ciudades; energía y materiales; alimentación y agricultura; y salud y bienestar, a los que habría que añadir el desarrollo tecnológico y transformación digital.

Ver grabación del evento

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Ecuador 
Ir a PNUD Global