Arrancan los 60 Laboratorios de Aceleración del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en 78 países, partiendo con una intensiva capacitación dirigida a 270 personas. La oficina de país de Ecuador, tuvo el reto y privilegio de albergar a 120 provenientes de 20 países, entre ellos Fiji, Nepal, y Sudáfrica, así como de varios países de América Latina y el Caribe. El PNUD cuenta con la red de aprendizaje más grande del mundo, la cual propone trabajar el desarrollo con una mirada en lo local para percibir soluciones, explorar los horizontes de cambio en el marco de un ecosistema de innovación y testear experimentos que sean escalables.

Ecuador, al igual que el resto de los 60 países enfrenta desafíos como el desempleo o informalidad en población joven, el embarazo adolescente, el acceso equitativo a los servicios, entre otros. Estas problemáticas son en las que los Laboratorios de Aceleración quieren abordar con soluciones integrales, innovadoras y efectivas.

Para ello, se propone generar ciclos de aprendizajes rápidos -de meses o semanas en algunos casos- para obtener de forma ágil evidencias sobre la efectividad de algunas intervenciones o diseños de políticas públicas antes de su implementación.

Estos ciclos, tienen fases encaminadas a: La percepción, tanto del problema, su contexto y sus actores involucrados, al mapeo de soluciones comunitarias que orienten el diseño de posibles intervenciones, el testeo de experimentos diseñados colectivamente, y su consecuente escalamiento o replicabilidad.

Con esta finalidad, se compartieron un abanico de herramientas prácticas: desde sensemaking, pensamiento visual, storytelling, prototipado, entre otros. Algunas de estas se encuentran en el siguiente enlace.

Salida de campo: descubrir observando

Durante los bootcamps, también se realizaron visitas de campo para poner en práctica la observación etnográfica. Se visitó el Mercado Plaza Arenas, un lugar emblemático de Quito con más de 70 años de existencia donde se venden artículos nuevos y usados, y en el que se destacan los puestos de oficios. Para quienes vivimos en esta ciudad, tener la oportunidad de visitar lugares que son parte de nuestra cotidianidad o paisaje habitual, resultó un ejercicio valioso para recuperar la capacidad de asombro a través de los ojos de nuestros colegas provenientes de otras partes del mundo. Una mirada aguda, no condicionada, logra divisar objetos o soluciones innovadoras, que bajo el filtro de la costumbre dejamos de reconocer.

Es así que, que un puesto de bebidas medicinales, nos hizo pensar en posibles mecanismos alternativos de vincular los saberes de la medicina tradicional con la ciudad, en la transferencia de conocimiento intergeneracional y en las formas de auto-cuidado alternativas a la consulta médica que tiene un gran sector de la población urbana.

“Los Laboratorios de Aceleración son un espacio para testear y ensayar nuevas formas de pensar y trabajar el desarrollo”. Esta debe convertirse en el oxígeno necesario para el ejercicio coherente de nuestro trabajo, conscientes de lo necesario y pertinente de repensar el desarrollo e imaginar otros modelos sociales y económicos.

La apuesta del PNUD por los Laboratorios de Aceleración de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) es osada, pues implica dar un giro al timón, abandonar las certezas y ensayar nuevas formas de hacer que arrojen otros horizontes. La construcción de políticas de abajo hacia arriba, parte de la premisa de que en el seno de la comunidad hay saberes y estrategias para la vida. “Las innovaciones de base son creadas por personas afectadas de forma directa o indirecta por un problema, no son creadas por empresas privadas, ONG, ni gobiernos”. Nos reiteran la importancia de la cocreación y la inteligencia colectiva.

Los facilitadores del taller nos interpelan, “¿cómo late el pulso del mundo exterior?” Y nos instan a salir a escuchar, a recoger mico narrativas de quienes inventan el mundo cada día, a mapear soluciones comunitarias y crear y fortalecer las redes con socios y contrapartes que contribuyen el desarrollo sostenible. En este sentido, hacemos una invitación a las instituciones públicas y privadas, organizaciones sociales, academia, personas e iniciativas a sumarse a esta aventura de pensar y trabajar el desarrollo desde la innovación e imaginación colectiva.

 

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Ecuador 
Ir a PNUD Global